Cada 52 minutos ocurre un accidente en #Cuba


¿Cuánto puede cambiarte la vida en 52 minutos? Es justo el tiempo que transcurre, según expertos en este tema en Cuba, entre un siniestro de tránsito y otro.

La diferencia entre ser o no lesionado del «azaroso» evento la ponen en esa cuenta ocho escasos minutos más, en tanto cada una hora alguien sale lastimado, en cualquier punto de la geografía cubana, en los llamados accidentes.

Ya lo dice la sabiduría popular, nada tiene que ver el azar, y sí ese modo «temerario» con que en más de una ocasión asumimos los riesgos.
Cada 13 horas, una persona muere en uno de estos hechos.

Antonio Bazán Almarales lo sabe bien. No imaginó lo que sucedería aquel día lluvioso, cuando junto a su hermano decidió salir de casa a «tomar unos tragos».
«Él pensó que le daba tiempo a cruzar, pero no… venía una guagua en ese momento y nos impactó. Yo perdí la pierna izquierda completa y mi hermano falleció en ese accidente», cuenta con voz entrecortada.

«A los seis meses me pusieron la prótesis y comencé un año completo de rehabilitación, difícil porque la prótesis molesta, te pela, te caes, no tienes apoyo… en fin, una serie de cosas que si no encuentras la convicción no lo logras. Con la dedicación y confiado en que sí puedo caminar, que sí voy a adelantar, se pudo. Gracias a la prótesis pude caminar, montar bicicleta y comenzar a trabajar», explica Antonio.

Agradece la oportunidad de recomenzar, pero ese día lo marcó para siempre.

Este es apenas uno de los cientos de testimonios que ha documentado la Comisión Nacional de Seguridad Vial. Podríamos hablar también de la historia de Eliadis Perulera Sánchez, de aquel «susto de muerte» cuando, con cinco meses de embarazo, chocó con una vaca mientras iba en la moto junto a su esposo, y bajando una pendiente.

«Él tuvo fractura de cráneo, un derrame cerebral y se afectaron los movimientos de su lado izquierdo. Yo tuve unos raspados y por suerte no perdí la barriga… Lo mío fue como un milagro y él, aunque fue el que más sufrió, está vivo».

Una segunda lectura de estas historias puede colocarnos frente a una única palabra: responsabilidad, que puede alternarse con precaución. En algún punto de cualquiera de estos relatos –incluso los no contados, o los que asaltan las planas noticiosas con más frecuencia de la que quisiéramos– ese binomio falló.
Falla en el mensaje que se intentó «textear» mientras se conducía; en el exceso de velocidad; el irrespeto al derecho de vía de otros conductores; en no cruzar las calles con el debido cuidado, en esa distracción que propiciamos, en el mal estado de aquella carretera…

Falló en los 10 070 siniestros viales registrados en 2018, que arrojaron la lamentable cifra de 683 fallecidos y 7 730 lesionados.

Los datos apuntan que los números de estos hechos y sus consecuencias disminuyen discretamente respecto al año 2017: en un 10 % los reportes de accidentes, en un 9 % las víctimas fatales y en un 3 % los lesionados.
En esa noria fatal, cualquier disminución en las cifras alivia, pero no deja de sobrecogerte la incertidumbre de los próximos 52 minutos. Y aspiras a que estas líneas sirvan para que conductores, pasajeros y peatones, cuiden más sus vidas y las de los otros.

(Tomado de Granma)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Visión desde Cuba

La verdad como premisa, aunque duela

Translinked

Agencia de traducción

manologo

pienso y recuerdo...luego, existo

Misecretosdehoy

Qué bonita la vida.

Blue Funky Music

Hablamos de todo lo que nos inspira la música

Sigo a Cuba

"Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras"

La pupila insomne

...Oh, la pupila insomne y el párpado cerrado. Rubén Martínez Villena

mambiverdad

lo que pasa e importa

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close