Etiquetas


yunque2

Medio Ambiente

El Consejo de la Administración Provincial en Santiago de Cuba aprobó recientemente una Estrategia Ambiental, que recoge todas las acciones necesarias hasta el 2020, para mitigar los impactos del cambio climático y el medio ambiente.

José Alejandro Zapata Balanqué, jefe de la Unidad de Medio Ambiente de la Delegación Territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), expresó  que esto permite orientar y controlar lo acordado en la Estrategia Nacional, documento rector de la política ambiental en el país.
Contiene varios indicadores, agregó el también Investigador, Profesor y Académico Titular de la Universidad de Oriente.

Entre ellos destacó el control del uso racional de los recursos naturales y la conservación de los ecosistemas, como base de la sostenibilidad del desarrollo, así como prevenir, reducir y vigilar la contaminación, una vía para mejorar la calidad ambiental.

También están, implementar de manera eficaz las acciones dirigidas al enfrentamiento al cambio climático, priorizando las medidas de adaptación, además de perfeccionar y desarrollar los instrumentos de la política y la gestión ambiental como soporte a la toma de decisiones en todos los ámbitos, puntualizó.

Cada uno de esos aspectos incluye medidas concretas que demandarán el esfuerzo del colectivo del CITMA, encargado de la tarea, apuntó Zapata Balanqué.

Hemos propuesto, por ejemplo, controlar el 40 por ciento de las medidas de licencia ambiental, las licencias para el manejo de desechos peligrosos y de seguridad biológica, otorgadas en los dos años anteriores, y la ejecución de planes de acción para fuentes prioritarias de contaminación atmosférica, acotó.

Asimismo, inspeccionar los generadores prioritarios de desechos peligrosos y  su licenciamiento, el total de las áreas protegidas aprobadas y la implementación de lo establecido con vistas a impedir la degradación de los recursos naturales y los ecosistemas, dijo el jefe de la Unidad de Medio Ambiente del CITMA.

Precisó que pretenden evaluar de igual modo la efectividad del manejo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, el plan de enfrentamiento a las indisciplinas sociales por los organismos correspondientes, y la ejecución de las inversiones ambientales en 2017.

Por otra parte, actualizarán el inventario de las fuentes contaminantes del ecosistema bahía, para establecer el control administrativo, y concluirán el diagnóstico con vistas a la valoración económica de bienes y servicios ecosistémicos de la bahía santiaguera.

Es una proyección de cuatro años, tan ambiciosa como necesaria, concluyó  José Alejandro Zapata Balanqué.

Todo lo anterior aporta al acuerdo suscrito por Cuba dirigido a fomentar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda hasta 2030.

De igual modo contribuye a implementar el Capítulo V de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, en lo concerniente a la protección del medio ambiente, la estabilidad de los ecosistemas, la reducción de las fuentes contaminantes y la preparación de la población.

Anuncios