¿Qué le dijo Carlos Martí al equipo tras la derrota? #Cuba #CubaEsNuestra


Por: Joel García. Culiacán.— Si un hombre tiene toda la angustia de la derrota por dentro, pero luce implacable, sereno y caballeroso, como quien asume todas las culpas en silencio es Carlos Martí. Así lo demostró tras el revés de los Alazanes de Granma contra las Aguilas de Mexicali en la semifinal de la 59 Serie del Caribe.

Así se ganó también algo inédito en una conferencia de prensa, un aplauso espontáneo y agradecido de más de 50 colegas de seis naciones que cubren el evento. Afuera, cuando todavía los nervios afilados provocan un dolor de cabeza terrible tuvo tiempo para responder: ¿qué le va a decir esta noche a su equipo tras el fracaso?

“Que estoy agradecido por lo que hicieron. Que jugaron con el honor que esperaba de ellos, pues pelearon hasta el último out. No se pudo ahora, pero se podrá en el futuro si seguimos así, trabajando duro para enfrentar un béisbol cada vez más exigente y del que estamos alejados por muchas razones. Que le estoy enteramente agradecido por su demostración y entrega”.

Por supuesto, minutos antes de esta exclusiva, había respondido todos los lanzamientos hechos desde las filas de los reporteros.

“Para ganar hay que hacer carreras y no tuvimos una noche ofensiva. Hay que reconocer las virtudes del contrario cuando se pierde como perdimos nosotros. Estuvo muy bien el pitcheo de ellos y la única oportunidad que tuvimos fue en el primer inning y no se produjo. Hay que felicitarlo a ellos”, comentó.

Sobre la insatisfacción o no a partir de ser la mejor actuación de Cuba en cuanto a balance de ganados y perdidos de los cuatro equipos que han participado en estas lides desde el retorno de nuestras selecciones a estos certámenes, el timonel granmense explicó.

“Estoy satisfecho por la parte que corresponde al espectáculo y el nivel exhibido por el equipo. Jugamos dos noches seguidas con gradas llenas, más de 20 mil espectadores y el equipo se comportó estable, salieron al terreno a divertirse y a enseñar la calidad que aún tenemos en el béisbol cubano.

“Pero en lo que no estoy conforme ni jamás lo estaré es en el resultado final, pues el objetivo discutir el título y no pudimos. Agradezco, a pesar de esta derrota las muestras de cariño que nos ha regalado la afición, muy buena y educada”, detalló Martí.

Para minimizar los errores cometidos por la Confederación del Caribe a la hora de calcular el rival a enfrentar en semifinales aclaró: “a nosotros nos daba lo mismo Puerto Rico, Venezuela que México, pues a cualquiera habría que ganarle. Ellos rectificaron y nos tocó con los anfitriones, y eso era lo justo”.

Un reportero mexicano insistió en cómo pudiera sentirse la afición de Granma y de toda Cuba con esta actuación. “Creo que debe estar contenta por la entrega y la pelota que jugamos. Sé que el país entero siguió esta Serie, más allá de nuestra provincia, y que esperaban vernos en la final. No se pudo, pero se batalló hasta el último out por cumplir el compromiso.

“Muchos dicen que nuestro equipo fue la revelación del torneo. Respeto ese calificativo, pero nosotros vinimos a jugar, a divertirnos y a mostrar nuestra calidad. El nivel del béisbol en la Serie del Caribe es alto comparado con otros eventos, incluso es un nivel alto el del conjunto de República Dominicana que no ganó un partido”, añadió.

Tras el aplauso descrito en la sala de prensa, Carlos Martí accedió a responder nuestras interrogantes.

¿En qué momento considera que se perdió el encuentro, en el primer inning o con el error de Paumier?

“Esos dos momentos fueron claves en la decisión del juego, pero le achaco la pérdida del partido a que no se bateó. El pitcheo de ellos fue totalmente dominante y los zurdos generalmente a nosotros nos hacen daño porque son más eficiente con la batería nuestra. Sentamos a los zurdos,Santos y Avilés, buscando más ofensiva, pero no funcionaron los que pusimos por ellos”.

¿Considera que faltaron emergentes para afrontar el juego contra las Águilás de Zulia y mover la alineación?

“Quizás. Los únicos bateadores de fuerza que teníamos para sacar era Osvaldo Vázquez y Lázaro Cedeño, pero estábamos buscando embasar hombres para después intentar dar un batazo, un swing que sirviera para empatar el partido. Pero los bateadores de tacto, no pudieron. Esa es la verdad”.

Es este su preámbulo de cara un reto mayor, el IV Clásico Mundial. ¿Qué le deja este torneo como enseñanza?

“El Clásico, por supuesto es un escalón superior a lo que vimos aquí La base del equipo Cuba será esta que vimos jugar en estos dias. Este inicio de la preparación ha sido impotante para ir preparando al equipo, ensayando posibles alineaciones. Ahora iremos a un tope, salimos el 17 de febrero por Taipei de China, Sudcorea y Japón, lo cual engrasará mejor la maquinaria”.

Tomado de Cubadebate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s