Con Matthew no hubo sorpresas


Escrito por Dainiubis Soler Amiot

Con Matthew no hubo sorpresas

Palma Soriano.- La inminente cercanía del huracán Mattew a tierras santiagueras, de repente hizo revivir amargos y frescos aún recuerdos entre los habitantes de esta tierra: aquella madrugada del 25 de octubre del 2012, cuando el terrible fenómeno meteorológico Sandy transformó el presente de miles de indómitos.

En esa oportunidad, nadie esperaba lo que acontecería. En la mañana, la vida se vio resumida a un nivel de devastación indescriptible. Luego vendría el largo camino de la recuperación, pero esas heridas, no son demasiado fáciles de curar o borrar, para quienes experimentamos la fuerza destructora de aquel ciclón que quiso ensañarse con esta tierra del oriente cubano.

Esas vivencias, quizá alimentaron esta vez, el espíritu previsor de los palmeros y en general, de los santiagueros todos. En medio del ajetreo cotidiano, el fuerte impacto en la memoria colectiva encendió las alarmas y llamó a una preparación mucho mejor que hace cuatro años atrás.

Rápidamente, en los barrios de Palma Soriano, se extendió la mano solidaria entre vecinos, para ayudar a los que no tenían un techo fuerte sobre sus cabezas. Permanecieron abiertas las bodegas mucho más de lo habitual, la gente salió a las calles a aprovisionarse de los alimentos, medicinas y cuantos recursos estuvieran al alcance de sus bolsillos. En fachadas, cubiertas y ventanas llovieron golpes de martillos, clavos, tejas, bolsas de arena y madera, cuanto pudiera aguantar o aminorar el posible impacto de los fuertes vientos de Matthew.

Tampoco, a pesar de detalles organizativos de último minuto, faltó la evacuación a centros educacionales, el cobijo en otras instituciones habilitadas para la protección de las personas, la oportuna poda de árboles y recogida de desechos sólidos. Todo en función de disminuir al máximo los riesgos potenciales y garantizar así la vida de los palmeros y palmeras.

Con Mattew, no hubo sorpresas. La experiencia dura, pero experiencia al fin, nos mostró la innegable clave de la preparación, para esta vez, salir airosos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s